Caminar es una actividad física que todos podemos practicar, dedicando tan solo unos minutos diarios para mejorar de forma considerable nuestra salud y forma física. Para tenerlo en cuenta como ejercicio cardiovascular, solo tenemos que aumentar ligeramente la intensidad de nuestro paso. Y cambiar un tranquilo paseo por un ejercicio diario capacitado para quemar grasa de forma efectiva. No obstante, en este post repasaremos todos los beneficios de caminar.

Igual que para la realización de cualquier otra actividad deportiva, te recomendamos que uses un equipo adecuado. Por supuesto, en Pitillos somos expertos en calzado, por lo que no podemos hacer suficiente énfasis en la importancia de usar el calzado adecuado. En este caso estamos hablando de una actividad deportiva, por lo que te recomendamos que uses calzado deportivo. Dotar a tus pies el equipo adecuado te ayudará a aprovechar todo el esfuerzo de tu caminata diaria y te evitará lesiones. Sobre todo evitaras dolores en las articulaciones y espalda. Así que cálzate unos buenos zapatos deportivos, y toma nota de todos los beneficios que puedes obtener con el simple ejercicio de caminar unos minutos al día.

Los beneficios de caminar son:

Ayuda a perder peso

Caminar a un ritmo adecuado a diario ayuda a mantener el peso más equilibrado, ya que permite quemar calorías. Cuanto más intensa sea la carga física del ejercicio y más la prolongues más calorías quemarás. Esto aumenta el tono muscular y perdiendo la grasa acumulada en tu cuerpo. La recomendación más habitual es caminar 30 minutos diarios.

Aumenta la energía

Cuando caminamos, estamos favoreciendo la oxigenación de todos los tejidos de nuestro cuerpo al aumentar el ritmo cardiaco. El oxígeno y los nutrientes, llegan con mayor facilidad a cada de nuestros tejidos. Manteniéndonos más activos durante el día, más despiertos y rindiendo mucho más.

Además, caminar al menos 20 minutos diarios mejora nuestro descanso. Esto es debido a que usamos más energía durante el día por lo que a la noche estaremos más cansados y dormiremos mejor.

Fortalece el corazón

Está demostrado que caminar a un ritmo adecuado mejora el sistema circulatorio. Este sencillo ejercicio reduce el riesgo de padecer muchas enfermedades cardíacas. Caminar también te previene de enfermedades metabólicas como la diabetes, asma, e incluso algunos tipos de cáncer. Otros beneficios para nuestro organismo es la disminución de la presión arterial y el aumento de la posibilidad de sobrevivir a eventos cardíacos.

Adelgazar caminando
Combina la actividad física con una buena dieta y un estilo de vida saludable para gozar de una salud de hierro.

Previene la osteoporosis

Cuando caminamos, no solo estamos fortaleciendo nuestros músculos, sino también todo el sistema óseo, haciendo que se muevan los huesos de nuestro cuerpo y que se mantengan más activos. Este sencillo gesto favorece una mayor densidad ósea y puede ayudar a prevenir graves problemas de osteoporosis, e incluso la artritis en las articulaciones.

Elimina el estrés

Disfrutar de un placentero paseo a ritmo constante al aire libre, elimina el estrés y nos pone de mejor humor. Es el colofón final para terminar el día, o incluso la excusa perfecta para aumentar los niveles de energía a primera hora de la mañana antes de ponernos a trabajar.

Sea como sea, está demostrado que las personas que practican este ejercicio con frecuencia tienen menor nivel de estrés y menos posibilidades de sufrir enfermedades como la depresión.

Si tú también quieres aprovechar los beneficios de caminar a diario, no dudes en ponerte a ello cuanto antes. Notarás los cambios a nivel físico y mental desde tu primera salida.