El mejor regalo para el Día de la Madre

0
105

Siempre a nuestro lado. Pase lo que pase. Nos equivoquemos o no. No hay una entrega más incondicional. Y por eso merecen el mejor reconocimiento por el Día de la Madre. 

Ser madre lleva aparejado todo tipo de responsabilidades que se acometen de manera espontánea. Y sin pedir nada a cambio. Un beso y un abrazo a tiempo son suficientes para recargar las pilas de tanta tarea. Y un regalo en el Día de la Madre es un detalle para recordarles con gratitud que nosotras, las hijas (algunas también madres), estamos aquí para quererlas de modo igualmente incondicional y valorar su entrega.

Por qué nos gusta celebrar el Día de la Madre

Imagina la siguiente oferta de trabajo: Se necesita personal para cuidar niños con conocimientos de enfermería y medicina, cocina, limpieza del hogar, psicología, cualidades para el home schooling, contabilidad, seguridad personal y coaching vital. Serán útiles nociones de estilismo y peluquería. Trabajo de alta exigencia y disponibilidad total: 24 horas al día, 7 días a la semana. Se valorará coche propio, disposición de ánimo, capacidad para trabajar en equipo y tomar decisiones bajo presión. Se ofrece puesto de alta exigencia y aprendizaje continuo. Contrato vitalicio.

Por el tema del que hablamos, ya te habrás imaginado que el puesto sería adecuado para cualquier madre. Y el salario de un trabajo así no se mide con dineros, sino con algo mucho más grande: amor. Amor para estar a la altura del que ella mismas alberga mientras acomete toda esa multitarea a lo largo de la vida.

Darle un beso espontáneo. Abrazos cada vez que la veamos. Una llamada telefónica aunque solo sea para hablar un minuto. “¿Qué tal, mama? ¿Ninguna novedad? Bueno pues mañana hablamos otra vez”. Una visita sorpresa o un simple mensaje al WhatsApp con un corazón. Con todo ello no habremos pagado ni la millonésima parte del amor que recibimos y de su entrega. Pero será justo lo que ella esperan. Y si a diario tenemos esos pequeños gestos, ¿por qué no ir un poquito más allá, una vez al año? El Día de la Madre es la excusa perfecta para recordarle que no había mejor persona a la que hubieran podido contratar para el puesto. Que ha superado todas las expectativas y que vamos a seguir pagándole con millones de gestos de amor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here